Los secretos del Ripollès, el Costabona y sus alrededores

Este mes, aprovechando la oportunidad que me brinda este blog, os quiero enseñar mi rincón favorito del Ripollès, el Costabona y sus alrededores. De hecho, en la salida que os voy a contar no ascendemos al Puig del Costabona, sino que podríamos decir que el objetivo de la jornada es el Roca Colom (2.506 m), más al este. Aún así, no me gusta mucho hablar de un pico como objetivo de una excursión por el Pirineo (o por donde sea), ya que toda la excursión vale la pena.


En nuestro caso, debido a que sólo teníamos una mañana (ya que teníamos mesa para comer en Can Jordi, algo imprescindible en todas nuestras visitas a Espinavell), salimos del Refugio Los Estudios en coche, hasta Collada Fonda. Allí dejamos el coche y empezamos a trepar, bastante fuerte, siguiendo una valla de ganado que nos queda a mano derecha. Seguimos subiendo hasta el Coll de Pal, pasando un poco por encima el Refugio de Jaume Ferrer, con su Balma de Tòfol, mirando atrás a las maravillosas vistas del Pirineo ripollés del mes de septiembre.

Llegamos a Coll de Pal, donde tenemos unas fantásticas vistas del Costabona y las Grietas de Rojà.



Nosotros, sin embargo, nos dirigimos a la izquierda y damos la espalda al Costabona; y todo cresta, llegamos a Roca Colom. Una vez allí, no podemos seguir nuestra ruta sin sacar la cabeza para ver los Canales de la Cámara Oscura, que por un momento, nos transportan a un lugar mucho más típico del alto Pirineo.

De allí, bajamos por la banda francesa para ir a ver las Fuentes del Tec, donde nos sorprende un collalba gris jovencito en medio del camino.

Finalmente, ascendemos de nuevo hasta el Coll de Pal y bajamos por el mismo camino que hemos subido, justo a tiempo para ir a comer.

Post escrito por, Èlia Bautista

Dejar un comentario

Language
Spanish
Open drop down