Monturull y Perafita, dos mundos muy diferentes

Después de descubrir el Valle de Orlú, gracias a Carla, hoy os quiero proponer un itinerario con dos cumbres que están juntos pero son muy diferentes.

Nos situamos en la Cerdaña, justo en la frontera entre Cataluña y Andorra y, concretamente, nuestro punto de salida será el refugio de Pollineres, lugar donde podremos aparcar el coche. Para llegar lo tendréis que hacer por pista forestal desde Lles o desde Arànser.



El itinerario empieza subiendo hacia el refugio de los estaños de la Pera siguiendo las señales del GR. Pasaréis por el lado del estaño Pequeño y en la primera curva después del estaño dejáis la pista principal para ensartaros por una vereda hasta el estaño Grande. Ahora podréis contemplar perfectamente las dos cumbres que haremos!

Hasta aquí este es un itinerario muy concurrido de la Cerdaña. Ahora pero empieza la parte más solitaria del recorrido. Desde el estaño subimos por un sender que se esconde dentro del bosque y que enseguida nos llevará al torrente de Claridad y al Bassot de Claridad, lugares donde si vayáis pronto y sin hacer demasiado ruido es fácil ver marmotas que corren a esconderse a sus madrigueras al veros llegar.


Desde el Bassot de Claridad iniciamos la subida a la cumbre del Monturull (2.760m), lo hacemos por un sender que se va dibujante entre tarteres que bajan de la cumbre y con unas vistas espectaculares. En el jefe de haber sido un rato subiendo llegaremos a la carena y en el cuello de Monturull, desde donde haremos la última subida a la cumbre.

Este acostumbra a ser una cumbre con poca gente y sus 2.760 metros de altura nos permiten disfrutar de una panorámica única. Estamos en la frontera con Andorra. Mirando hacia el Noroeste y resiguiendo una carena redondeada, vemos el Pico Negro de Urgell y no es difícil imaginar que quizás por alguno de estos caminos que vemos no hace muchos años habríamos podido ver alguien cargado haciendo contrabando por las montañas o alguna pareja de Guardia Civiles vigilando desde las alturas...

Después del descanso merecido a la cumbre empezamos la parte más técnica, aérea y divertida de la excursión, si no os dan miedo las alturas. Para llegar a la cumbre del Perafita nos espera una carena un poco expuesta y con algún paso que requerirá que usemos las manos para seguir. El camino no tiene pérdida puesto que desde dónde somos vemos perfectamente lo Perafita que se dibuja como una pirámide ante nuestro, solo hay que reseguir la línea de frontera.



Doscientos metros de desnivel de bajada y otros doscientos de subida para hacer la segunda cumbre de la jornada. El Perafita o Tozal de la Tortilla (2.753m) es una cumbre mucho más frecuentada que el Monturull, sea porque el camino está más señalizado, porque es algo más corto o bien porque no tiene ninguna dificultad técnica, aquí seguramente encontraréis gente. Quizás algunos os miran sorprendidos de ver de donde venís y es que, en el fondo, estaréis llegando desde la Cerdaña menos conocida.

Para volver al coche tendréis que ir a buscar el Coll de Perafita y desde allá seguir el GR que primero os llevará al refugio de los Estaños de la Pera y después os volverá al coche.

No hay que decir que si os animáis a descubrir estos rincones, seáis respetuosos con la montaña puesto que así podremos disfrutar todos mucho más.

Espero que nos vemos por las montañas y si lo queréis también me podéis encontrar a @gagis86 y en la página web de Bendhora.

Post escrito por, Sergi Garcia

Dejar un comentario

Language
Spanish
Open drop down